Bremen: algo más que la ciudad de los músicos

¿Cuántos rituales para conseguir los favores de la suerte existen en el mundo? Sin duda, muchos. En Bremen, una ciudad alemana situada en el noroeste del país y a poco más de cien quilómetros al suroeste de Hamburgo, el ritual tiene un algo de homenaje literario: consiste en acercarse a una escultura formada por un burro, un lobo, un gato y un gallo que están colocados, unos sobre otros, formando una pirámide, y, una vez ante dicha escultura, agarrar con las dos manos las patas del asno para a continuación, y con los ojos cerrados, pedir un deseo. La estatua de la que hablamos, cita ineludible de todos los turistas que visitan Bremen, sirve para rememorar Los músicos de Bremen, la famosa fábula de los hermanos Grimm. Fundada hace más de 1.200 años sobre una suave colina que hunde sus pies en las aguas navegables del río Weser, que desemboca en el mar del Norte apenas 100 km hacia el norte, Bremen fue durante mucho tiempo, y pese a ser una ciudad de interior, el principa ...

Mittenwald: el pueblo de los mil violines

Cien kilómetros al sur de Múnich. Ahí, cerca de la frontera austríaca, en el valle del río Isar, con el telón de fondo de los Alpes, se encuentra Mittenwald, uno de los pueblos más bonitos de Alemania. Mittenwald, en alemán, significa “en medio del bosque”, y eso debe servir para que podamos imaginar cómo son las tierras que rodean a este pueblo bávaro que ofrece a quien lo visita la inolvidable imagen de un amplio puñado de casas pintadas con ilustraciones que parecen de cuento y que se ha hecho famoso por sus violines. Durante la Edad Media, Mittenwald ocupó un lugar estratégico en las rutas comerciales europeas. Mittenwald era punto de parada de los transportistas de mercancías que viajaban entre Venecia y la ciudad austríaca de Innsbruck. Cuando los transportistas llegaban a Mittenwald, las mercancías que transportaban eran colocadas en balsas para, así, transportarlas a través del río Isar hasta Múnich. Durante los siglos XVI y XVII, Mittenwald se con ...

La historia de Porsche – Capítulo 3

El Porscheli o la versión oriental del Porsche 356 El primer vehículo de Porsche fabricado en serie fue el Porsche 356. El Porsche 356 no tardó en convertirse en uno de los coches más deseados por los amantes del automóvil de todo el mundo. Dos de ellos, los mellizos Knut y Falk Reimann, protagonizaron una de las más fantásticas historias de las muchas que pueden asociarse . Knut y Falk Reimann habían nacido en 1932 en Dresde. Tras la Segunda Guerra Mundial, esta ciudad pasó a formar parte de la RDA. Knut y Falk Reimann, estudiantes de ingeniería del automóvil, deseaban tener su propio vehículo deportivo, algo que, como puede comprenderse, no estaba demasiado bien visto socialmente en un país como la RDA, perteneciente al bloque comunista y bajo la esfera de Moscú. Para construir su vehículo, en un país asfixiado por la postguerra y por el propio sistema económico imperante en él, los mellizos Reinmann tuvieron que recurrir al reciclaje. Fue así como utilizaron u ...

Historia del logotipo de Porsche

Todos los logotipos tienen una historia tras ellos. El de una marca automovilística mítica como Porsche no iba a ser menos. Creado en 1952, el logotipo de Porsche, símbolo de elegancia, ha servido para realzar la innegable belleza de todos los modelos creados por la marca desde entonces. Antes de él, automóviles legendarios como el Porsche 356 tuvieron que conformarse con llevar como logotipo el nombre de la marca en letras doradas. De hecho, el fundador de la marca, Ferdinand Porsche, no llegó a conocer el logotipo de Porsche. Murió el 30 de enero de 1951, antes de que el logotipo fuera creado, a consecuencia de un accidente cerebrovascular padecido unas pocas semanas antes. Fue en el verano de aquel mismo año, en 1951, cuando Max Hoffman, distribuidor de autos europeos en Estados Unidos, visitó Alemania. Fue durante esa visita cuando Hoffman descubrió el Porsche 356, quedando prendado de él. La leyenda cuenta que lo vio circulando por una carretera alemana y que hizo to ...

El Castillo de Neuschwanstein

Si hay un castillo en el mundo que puede ser tenido por un castillo de cuento de hadas ese castillo es el castillo de Neuschwanstein. De hecho, el castillo de Neuschwanstein fue en su día el castillo que sirvió de inspiración para crear el famoso castillo de la Bella Durmiente en el film de Disney. Ubicado en el sur de Baviera y a poco más de 100 kilómetros de Múnich, a cinco kilómetros de la frontera con Austria, el castillo de Neuschwanstein está enclavado en lo alto de un risco y se encuentra rodeado por bosques frondosos. Este castillo, junto a los palacios de Linderhof y Herrenchiemsee, forma parte de un conjunto que se conoce como “Castillos del Rey Loco”. ¿Quién es el famoso Rey Loco? Luis II de Baviera, monarca bávaro que vivió entre 1845 y 1886 y que reinó durante sus últimos 22 años de vida. Hombre soñador por naturaleza, Luis II de Baviera idealizó desde niño las figuras de los grandes héroes de la mitología germánica, los mismos que Richard Wa ...