Volkswagen ID.3: un coche eléctrico revolucionario para el 2020

El Salón del Automóvil de París, en septiembre de 2016, fue el primero en conocer el prototipo del vehículo que, durante el próximo año, será una de las grandes novedades de la marca Volkswagen. Ese vehículo es el Volkswagen ID.3, un automóvil absolutamente eléctrico y que, al decir de los expertos, está llamado a revolucionar el mercado de los coches eléctricos. ¿Por qué? Porque será el primer vehículo eléctrico desarrollado desde el minuto uno sobre la plataforma MEB de Volkswagen, es decir, la Modular Electrisch Betrieb o plataforma modular eléctrica que debe servir de base, según los planes de futuro de la marca alemana, a 27 modelos de automóviles de las diferentes marcas del grupo hasta 2022.

Los vehículos eléctricos, hasta la fecha, han sido vehículos diseñados y nacidos a partir de la adaptación de modelos con motor de combustión. Este tipo de desarrollo impedía a las marcas gozar de la libertad creativa suficiente a la hora de configurar la estructura del coche y a la hora de ubicar tanto el motor como la batería. Al ser creado a partir de la plataforma MEB, el diseño del Volkswagen ID.3 no se ha visto encorsetado por los condicionantes citados. Así, el diseño de este coche eléctrico de Volkswagen ha podido responder a las características propias de un vehículo de este tipo. Esto, de buenas a primeras, plantea dos ventajas. Una: el Volkswagen ID.3 resulta más amplio por dentro que otros vehículos del mismo tamaño. Y dos: al pesar menos, gozará de mayor autonomía con menor gasto energético.

Volkswagen tiene planeado lanzar el Volkswagen ID.3 al mercado ofreciendo al comprador la posibilidad de optar entre tres baterías con diferente capacidad. Las tres baterías que podrá llevar el Volkswagen ID.3 serán de 45, 58 y 77 kWh.

La batería de 45 kWh ofrecerá una autonomía de 330 km. El Volkswagen ID.3 con esta batería está diseñado para dar respuesta a las necesidades de un comprador que necesite un vehículo para moverse por ciudad. Con una autonomía semejante, quien posea un Volkswagen ID.3 con una batería de esta capacidad y lo use para circular por ciudad, no necesitará cargar esa batería cada día.

La batería de 58 kWh, por su parte, ofrecerá al Volkswagen ID.3 una autonomía de 420 km. Con una autonomía así, el Volkswagen ID.3 puede ser utilizado tanto para realizar viajes como para moverse a diario.

Finalmente, la batería de 77 kWh ofrece una autonomía de 550 km. Éste, sin duda, sería el modelo adecuado del Volkswagen ID.3 para realizar viajes largos. La carga de esta batería se realiza de una manera rápida. En tan solo media hora, por ejemplo, en una estación de carga con una potencia de 100kW, pueden cargarse 290 km adicionales de autonomía, con lo que el
ID.3 alcanzaría una muy respetable autonomía de 840 km.

Volkswagen, por su parte, y dando así fe de la fiabilidad de sus baterías, ha decidido lanzar al mercado su ID.3 dando a las mismas una garantía de ocho años o 160.000 km.

Los técnicos han destacado también la potencia del Volkswagen ID.3. Los 150 kw, equivalentes a 204 CV, que posee el Volkswagen ID.3 1st una aceleración que no tiene nada que envidiar a las de muchos coches de combustión, superando, incluso, a algunos de ellos.

El Volkswagen ID.3 medirá 4.26 metros de largo, 1.81 de ancho y 1.55 de alto. La distancia de ejes será de 2.76 metros.

Entre las características estilísticas del Volkswagen ID.3 podemos destacar el hecho de que carecerá de parrilla frontal. Y es que, al contrario de lo que sucede con los coches de combustión, la necesidad de aire de refrigeración que posee un vehículo de este tipo es menor.

Igualmente, el Volkswagen ID.3 poseerá iluminación mediante LED en distintas zonas del coche y presentará un aspecto marcadamente deportivo. En su interior, los botones brillan por su ausencia. En su lugar, la instrumentación digital estará recogida en una pantalla de 10 pulgadas, alrededor de la cual el conductor del Volkswagen ID.3 podrá encontrar los pocos botones de mando de que dispondrá este vehículo eléctrico de Volkswagen.

Volkswagen ha declarado que su ID.3 no solo no producirá ningún tipo de emisión contaminante, sino que ésta tampoco se producirá en su proceso de fabricación, puesto que se utiliza electricidad natural tanto para la producción de las baterías como en los talleres de carrocería, pintura y montaje.

Recién presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt, el Volkswagen ID.3 tendrá un PVP que, se espera, no supere los 30.000 euros.

Isetta
El BMW Isetta: un microcoche para tiempos de posguerra
ANTERIOR
La catedral de Colonia
SIGUIENTE

enviar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *