El Escarabajo: un clásico entre los clásicos

El pueblo alemán debía tener un automóvil económico, simple y confiable. Ésa era una de las ideas que bullían en la cabeza de Adolf Hitler cuando subió al poder. En febrero de 1933, apenas unas semanas después de haber sido nombrado canciller, Hitler anunció que estaba dispuesto a impulsar una política que permitiera la motorización popular para, de ese modo, dar sentido a la red de autopistas que había diseñado para unir todo el país por carretera y para que las distancias entre las principales ciudades germanas se recorrieran en el menor tiempo posible. La red de autopistas diseñada por Hitler recibiría el nombre de Autobahn estaría compuesta por calzadas con tres carriles en cada sentido. Cada uno de esos carriles tendría una anchura mínima de 2,5 metros y bajo la capa de asfalto habría un mínimo de 60 cm de cemento. Las barreras de seguridad a ambos lados de la calzada, así como un buen peraltado de las curvas, debían permitir a los vehículos que circular ...

La abadía de Wibligen

El barroco está unido indisolublemente a la historia y la cultura de Alemania. Quien visita Alemania puede disfrutar de un interminable listado de monumentos de estilo barroco. Tanto en la zona del Palatinado-Sarro, como en Baviera o en la Alta Suabia, Alemania ofrece maravillosas e interesantísimas rutas barrocas. En la última zona citada, en la Alta Suabia, en un lugar denominado Wiblingen, que en su día fue una villa independiente y hoy forma parte de la ciudad de Ulm, se encuentra la abadía de Wiblingen, una basílica que antaño fue una abadía benedictina y también, durante un tiempo, barracones militares. Quien visite Wiblingen y se acerque a la abadía comprobará que los edificios de esta abadía albergan actualmente algunos departamentos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ulm. Fundada en 1093 por los condes Hartmann y Otto von Kirchberg, la abadía de Wiblingen es fruto de un regalo que los mencionados condes hicieron a los monjes de la abadía de San ...
automóvil volador de Porsche

Porsche se suma al sueño de fabricar un coche volador

La historia de la automoción es una historia de constante superación. Como en toda industria, en la automoción se ha intentado, desde siempre, ir siempre un poquito más allá. Sin ese espíritu, la industria automovilística no habría podido crear las maravillas que ha creado. Ahora, cuando las principales marcas automovilísticas intentan fabricar el coche más ecológico y que, al mismo tiempo, proporcione unas prestaciones similares o cercanas a las que hasta este momento han prestado los coches de combustión de gasolina o gasoil, hay marcas que ya sueñan con fabricar el primer coche volador. Al frente de ese sueño e intentándolo hacerlo realidad figura la que, sin duda, es una de las marcas a las que el mundo de la automoción debe alguno de los avances más significativos de la historia de la misma. La marca de la que estamos hablando, pionera en tantas y tantas ocasiones en la historia de la automoción, es Porsche. De hecho, esta puntera marca alemana ya registró ha ...

Opel Kadett: sesenta años siendo un superventas

Si hay un automóvil emblemático en la historia de la marca Opel, ése es el Ope Kadett. Ochenta años de historia avalan a un modelo que vio la luz en un época convulsa, en 1936, a las puertas del estallido de Segunda Guerra Mundial, y que, tras numerosos cambios y evoluciones, se vendió por última vez en 1991. El Opel Kadett es, por excelencia, el superventas de Opel. Y lo es desde su mismo nacimiento. No en vano, el primer Kadett era un coche excelente por diversos motivos. Mecánicamente era un buen coche. Su estética también sirvió, en gran medida, para ganarse el afecto del mercado. Así, la buena relación calidad-precio hizo que el Opel Kadett se convirtiera en todo un éxito de ventas. Llegado el año 1941, y cuando la fabricación de este modelo tuvo que interrumpirse por motivos bélicos, Opel había producido ya 107.000 unidades de este modelo. El primer modelo del Opel Kadett tenía un motor de 1.074 cc de cuatro cilindros, tomado del Opel P 4, y alcanzaba una ...

Los mejores mercados navideños de Alemania

Con la Navidad llamando a la puerta, el turista que viaje a Alemania durante las semanas anteriores a Navidad comete un pecado sin perdón si no visita alguno de sus maravillosos mercados navideños. En pocos lugares del mundo se puede respirar tanta Navidad como se respira en los mercados navideños de Alemania. Los mercados navideños de Alemania son lugares habituales de citas para familias enteras y grupos de amigos que aprovechan la cercanía de las fiestas navideñas (Gemütlichkeit) para comer platos típicos de la región en que se encuentre el mercado, beber Glühwein (un vino caliente con especias que se acostumbra a beber en taza) y comprar algún producto artesanal en los múltiples puestos en los que éstos se venden. Se dice que fue en el siglo XV cuando aparecieron los primeros mercados navideños en Alemania y que el más antiguo de todos ellos es el de Dresde. Actualmente, más o menos bonito, más o menos grande, la inmensa mayoría de las ciudades alemanas cue ...