Íntimamente relacionado con el POLO SUV o con el SEAT Arona, el Volkswagen T-Cross, al que en algunos medios se ha llamado “un Tiguan en miniatura”, es la nueva apuesta de Volkswagen en el terreno de los SUV urbanos. Al igual que otras propuestas de la marca alemana en este nicho del mercado del automóvil, este nuevo modelo utiliza la plataforma MQB A0, aunque en este caso en su versión más pequeña.

La idea de Volkswagen al lanzar al mercado el T-Cross es ofrecer a los posibles compradores un vehículo que combine urbanidad y funcionalidad y que ofrezca a su conductor la sensación de seguridad que siempre proporciona el conducir desde una posición más elevada. Esa posición más elevada tanto del conductor como de los acompañantes facilita las operaciones de entrada y salida del habitáculo del vehículo.

El lanzamiento de este modelo reafirma a Volkswagen en el mercado de los coches SUV, donde también tiene el Volkswagen T-Roc o el Touareg.

Características del Volkswagen T-Cross

El hecho de poseer una longitud de solo 4,11 metros garantiza una circulación y un aparcamiento fácil en ciudad. Al mismo tiempo, sin embargo, este modelo transmite una marcada idea de robustez gracias a su más alta carrocería y a la profusión de ángulos rectos que caracteriza su diseño.

El hecho de contar con la plataforma MQB A0 permite a este SUV ofertar un espacio notable para los pasajeros traseros. También ofrece un razonable espacio de carga.

El maletero del Volkswagen T-Cross tiene una capacidad de 385 litros. Al mismo tiempo, este modelo tiene la virtud de poder adaptar su espacio a las diferentes necesidades de su propietario. No en vano, el asiento trasero puede desplazarse hacia delante casi 15 cm, lo que permite incrementar la capacidad del maletero en 70 litros.

Por otro lado, y para favorecer el transporte de algunos elementos de difícil carga, el T-Cross posibilita el abatimiento del asiento del copiloto permitiendo de ese modo una superficie de carga plana de 2,4 metros de longitud.

Volkswagen T Cross

Motores del T-Cross

La firma alemana no ha querido complicarse la vida a la hora de plantearse las motorizaciones para este SUV. Con una preponderancia de las versiones de gasolina sobre el diésel, la marca reservará a esta versión el motor TDI 1.6 asociado al cambio manual de cinco velocidades y con una potencia de 95 CV. El consumo de este motor está cifrado en 5,3 l/100 km. La versión gasolina, por su parte, tendría un consumo medio de 4,8 litros/100km.

En cuanto a los motores de gasolina, el T-Cross dispondrá del propulsor TSI de tres cilindros de un litro y se podrán encontrar versiones de 95 y de 115 CV.

El modelo más potente de la gama permitirá, además, escoger entre el cambio manual de cinco velocidades, el automático de 7 o el manual de seis relaciones.

Versiones de este SUV de Volkswagen

El Volkswagen T-Cross de 95 CV podrá encontrarse en dos versiones: la Edition (básica) y la Intermedia Advance.

El de 115 CV, por su parte, dispondrá de dos versiones: la Advance y la Sport.

En sus versiones más sencillas, esta gama ofrece un equipamiento en el que cabe destacar:

  • Sistema multimedia con pantalla táctil de 6.5 pulgadas.
  • Aire acondicionado.
  • Elevalunas eléctrico en todas sus ventanillas.
  • Espejos retrovisores eléctricos.
  • Luces posteriores de LED.
  • Sistema de asistencia a la conducción.
  • Sistemas de seguridad entre los que puede destacarse la alerta por cambio involuntario de carril Lane Assist, la alerta por vehículos en el ángulo muerto Blind Spot Detection y el sistema de frenada de emergencia en ciudad Front Assist.

Interior del T Cross

Quien desee adquirir un Volkswagen T-Cross Advance, podrá disfrutar de una serie de opciones entre las que podemos encontrar:

  • Control de crucero adaptativo con radar antichoque ACC.
  • Llantas de aleación.
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros.
  • Volante acabado en cuero.

El comprador del T-Cross podrá optar además entre 12 colores exteriores y varias tonalidades en el interior (Negro, Naranja Energético y Jardín de Bambú).

El precio del Volkswagen T-Cross (sin descuentos promocionales) oscilarán en el mercado español entre los 18.990 euros y los 24.440 euros. Esto será lo que, al parecer, costará el TSI 115 CV con cambio de marchas automático.