Audi, como no podía ser de otro modo, ha estado presente de una forma más o menos constante en nuestro blog. A las más recientes novedades y proyectos de la marca alemana hemos dedicado algunos de nuestros posts. Baste citar, por ejemplo, el que dedicamos en su día al Audi S8 y a la inclusión en él de la tecnología MIld-Hybrid para ahorrar carburante. Y es que Audi, como prestigiosa marca de automóviles, no ha dejado de innovar y buscar la excelencia desde su nacimiento. Por eso no falta vehículos de referencia, auténticos clásicos, entre sus creaciones. Uno de los vehículos sin duda históricos de la marca Audi es el Audi 80, un vehículo del segmento D que fue elegido coche del año en 1973 y en 1987.

La primera ocasión en que se tuvo noticias de la denominación Audi 80 fue en 1967. Fue en esa fecha cuando la referida denominación se utilizó para nombrar a una variante del modelo Audi F103, pero el Audi 80 como modelo independiente no vio la luz hasta el verano de 1972. Fue entonces cuando el entonces ingeniero jefe de Audi, Ludwig Kraus, presentó el nuevo modelo. Éste, en todas sus variantes, tuvo cuatro generaciones, todas ellas con sus propias características técnicas en cuanto a distancia entre ejes, opciones de transmisión, motorización y, por supuesto, diseño de carrocería.

imagen trasera del Audi 80

De todas esas generaciones os vamos a hablar en este artículo.

Primera generación del Audi 80

La B1 o primera generación del Audi 80 se fabricó entre 1972 y 1978. Equipado con motores de gasolina de 1.3 y 1.5 litros con cuatro cilindros en línea, se comercializaron diferentes versiones:

  • Versión coupé con dos puertas.
  • Sedán de cuatro puertas.
  • Hatchback de cinco puertas.

En esta primera generación, Audi ofrecía los modelos L, S, GL, GT, GTE, GLS y LS.

La distancia entre ejes de la versión B1 del Audi 80 era de 97,2 pulgadas.

Tal y como hemos indicado anteriormente, el Audi 80 fue nombrado Coche Europeo del Año 1973. En esta ocasión, este modelo de la marca de los aros venció a dos leyendas de la historia de la automoción: el Renault 5 y el Alfa Romeo Alfetta.

Audi creó un modelo destinado al mercado americano. Este modelo, que recibió el nombre de Fox, tenía un motor de 1.5 L y una potencia nominal de 55 CV. Posteriormente se realizaron versiones de este mismo modelo con un motor de 1.6 L y una potencia nominal  de 83 CV.

La versión familiar de cinco puertas era, en el fondo, un Volkswagen Passat con los paneles frontales del 80 y las insignias de Audi.

Durante los seis años que se estuvo fabricando la generación B1 del Audi 80, la marca alemana llegó a fabricar y vender alrededor de un millón de unidades.

versión cabrio del Audi 80

Segunda Generación del Audi 80

Diseñada por Giorgetto Giugiaro, la segunda generación del Audi 80 o B2 se presentó en septiembre de 1978 y se vendió entre 1978 y 1986. En Europa, Audi siguió manteniendo la denominación 80 para esta nueva creación. En América del Norte, sin embargo, el nuevo modelo recibió el nombre de Audi 4.000.

Entre las principales novedades de esta nueva generación podemos incluir la inclusión de un motor de cinco cilindros, la introducción de un motor turbo diésel y la disponibilidad de optar, a la hora de comprar un B2, por comprar un vehículo con tracción a las cuatro ruedas.

El motor diésel del Audi 80 B2 producía 69 CV de potencia y el motor de cinco cilindros (con versiones de 2.0 y 2.2 litros) ofrecía tres tipos de transmisión: manual de cuatro velocidades, automática de tres velocidades y manual de cinco velocidades después de 1984. Los motores de 1.3 y 1.6 litros, por su parte, proporcionaban una potencia de 59 y 74 CV, respectivamente.

Los modelos de la generación B2 del Audi 80 tenían una distancia entre ejes de 100 pulgadas.

imagen interior del Audi 80

Tercera generación del Audi 80

Aerodinamismo. Esta es una de las cosas que ganó la tercera generación del Audi 80 respecto a las dos generaciones anteriores. La mejorada aerodinámica del vehículo ayudó a que este alcanzara velocidades de hasta 180 km/h en su versión de gasolina de 90 CV y de 195 km/h en su versión de 112 CV.

En cuanto a motorización, los que tuvieron la oportunidad de comprar un B3 pudieron optar por modelos equipados con motores de gasolina de diferente cubicaje (1.4, 1.6, 1.8 y 2.0) o con tres opciones de motor de gasoil: 1.6, 1.9 y 1.6 litros turbo). Algunos de los motores de gasolina (todos ellos de cuatro cilindros en línea) contó con sistema de inyección de combustible. En esta generación, Audi no equipó al 80 con motores de cinco cilindros.

Las transmisiones que Audi incluyó en sus modelos fueron la manual de cinco velocidades y la automática de tres.

En cuanto a la potencia de los diferentes modelos de la generación B3 del Audi 80, éstas oscilaban entre los 64 CV para el 1.5 litros con cuatro cilindros en línea y los 135 CV del modelo de 2.0 con 16 válvulas en línea de cuatro. El modelo turbodiésel de la tercera generación del Audi 80, por su parte, desarrollaba una potencia de 69 CV.

Durante esta tercera generación, la distancia entre ejes se mantuvo en 100 pulgadas.

versión descapotable del Audi 80

Cuarta generación del Audi 80

El Audi 80 B4 empezó a fabricarse en 1991. Entre las variaciones respecto a las generaciones anteriores podemos destacar las siguientes:

  • Mayor distancia entre ejes (100,6 pulgadas para los coupés y 102,8 centímetros para los sedan).
  • Tanque de combustible rediseñado.
  • Eje trasero que permite el uso de asientos traseros abatibles.
  • Ruedas de carretera de 15″.
  • Pasos de ruedas más prominentes.

La cuarta generación del Audi 80 incluyó también cambios estilísticos destacables. La calandra delantera, por ejemplo, se fusionó con el capó, con lo que la nueva versión tenía un aire más agresivo. Al mismo tiempo se escogieron mejores materiales para el interior y los paragolpes delantero y trasero fueron rediseñados.

Con la fabricación del B4, Audi dio los primeros pasos con vistas a entrar en el segmento de los vehículos de lujo de tamaño mediano. Este segmento, hasta ese momento, había estado claramente dominado por BMW y por Mercedes-Benz.

El B4 tuvo 4 variantes: Coupé, Cabriolet, Berlina y Avant.

En cuanto a motorizaciones, hay que destacar el regreso de Audi del motor de cinco cilindros para su versión de 2.3 litros. En cuanto a transmisiones, Audi incluía una manual de cuatro velocidades y una automática de cinco.

El último Audi 80 se fabricó en 1996. En esa fecha, la marca alemana lo sustituyó por el A4.