Nuestro Blog

El Escarabajo: un clásico entre los clásicos

El pueblo alemán debía tener un automóvil económico, simple y confiable. Ésa era una de las ideas que bullían en la cabeza de Adolf Hitler cuando subió al poder. En febrero de 1933, apenas unas semanas después de haber sido nombrado canciller, Hitler anunció que estaba dispuesto a impulsar una política que permitiera la motorización popular para, de ese modo, dar sentido a la red de autopistas que había diseñado para unir todo el país por carretera y para que las distancias entre las principales ciudades germanas se recorrieran en el menor tiempo posible. La red de autopistas diseñada por Hitler recibiría el nombre de Autobahn estaría compuesta por calzadas con tres carriles en cada sentido. Cada uno de esos carriles tendría una anchura mínima de 2,5 metros y bajo la capa de asfalto habría un mínimo de 60 cm de cemento. Las barreras de seguridad a ambos lados de la calzada, así como un buen peraltado de las curvas, debían permitir a los vehículos que circular ...

Opel Kadett: sesenta años siendo un superventas

Si hay un automóvil emblemático en la historia de la marca Opel, ése es el Ope Kadett. Ochenta años de historia avalan a un modelo que vio la luz en un época convulsa, en 1936, a las puertas del estallido de Segunda Guerra Mundial, y que, tras numerosos cambios y evoluciones, se vendió por última vez en 1991. El Opel Kadett es, por excelencia, el superventas de Opel. Y lo es desde su mismo nacimiento. No en vano, el primer Kadett era un coche excelente por diversos motivos. Mecánicamente era un buen coche. Su estética también sirvió, en gran medida, para ganarse el afecto del mercado. Así, la buena relación calidad-precio hizo que el Opel Kadett se convirtiera en todo un éxito de ventas. Llegado el año 1941, y cuando la fabricación de este modelo tuvo que interrumpirse por motivos bélicos, Opel había producido ya 107.000 unidades de este modelo. El primer modelo del Opel Kadett tenía un motor de 1.074 cc de cuatro cilindros, tomado del Opel P 4, y alcanzaba una ...

Trabant: el coche de la Alemania del Este

En nuestro último artículo, dedicado al Muro de Berlín, hablábamos de cómo, tras la Segunda Guerra Mundial, Alemania quedó partida en dos. Una de ellas, la Alemania del Este, pasó a llamarse República Democrática Alemana (RDE) y a quedar bajo la influencia política de la Unión Soviética, formando parte de lo que se llamó Bloque del Este o bloque comunista. La otra, que quedó bajo la influencia de las potencias aliadas, con Estados Unidos a la cabeza de las mismas, recibió el nombre de República Federal Alemana (RFE). Una y otra emprendieron un camino histórico distinto. Una y otra, también, iniciaron distintas historias empresariales. Después de todo, no podía ser de otro modo, ya que una, como hemos dicho, empezó a regirse económicamente bajo las directrices del comunismo (la RDA) y la otra, la RFA, se continuó rigiendo por las leyes del capitalismo y por la llamada economía de mercado. La historia de marcas automovilísticas como Mercedes-Benz, Porsche o BMW s ...
BMW 1500

BMW 1500: el coche que salvó a una marca

La presentación de este vehículo histórico de la marca BMW tuvo lugar en el Salón del Automóvil de Frankfort de 1961. Demostrando una vez más su intuición para captar el espíritu de una época y las necesidades del mercado, BMW presentaba en el mencionado salón el BMW 1500, un coche que estaba llamado a hacer historia y que hizo que la marca alemana cosechara uno de sus más grandes triunfos en su más de cien años de historia. El BMW 1500 fue el primero de una familia de automóviles que iba a recibir el nombre de “Neue Klasse” o “Nueva Clase”, una serie de modelos que se iban a caracterizar por ser berlinas de cuatro puertas que, con potente motorizaciones y técnicas innovadoras, iban a tener un aire entre elegante y deportivo que iba a ser muy del agrado de un amplio espectro del mercado alemán. El BMW 1500 llegó en un momento crítico en la historia de BMW. La famosa marca alemana de automoción se encaminaba a la bancarrota. La falta crónica de fondos d ...
Isetta

El BMW Isetta: un microcoche para tiempos de posguerra

No hace falta imaginar demasiado para hacerse una idea de cómo quedó Europa en general y Alemania en particular tras el largo conflicto bélico de la Segunda Guerra Mundial. Marcas como BMW, que se habían beneficiado de un modo u otro de la política industrial y expansionista del régimen nazi tuvieron, primero, que hacer frente al bombardeo de sus fábricas (BMW, sin ir más lejos, perdió su planta de Munich, aunque mantuvo casi intacta la de Allach) y, segundo, a la derrota y, con ello, a las imposiciones de los aliados. A pesar de ello, a mediados de 1945, apenas un año después de haber concluido la contienda, los EE.UU. concedieron a la marca BMW la autorización para reparar en Allach los coches norteamericanos que permanecían en suelo alemán y que se hallaban averiados. Esa autorización no pudo ser cumplida completamente por BMW. No en vano, sus equipos habían quedado muy dañados durante el período bélico. Más de seis años después, en 1951, sigue siendo extrem ...
Call Now Button
WhatsApp chat