Historia del Opel Corsa

Historia del Opel Corsa

Si hay un vehículo que ha marcado la historia de Opel de una manera determinante y muy positiva para los números de la empresa alemana (no en vano, desde que está en el mercado, y de eso hace ya más de tres décadas, siempre ha ocupado las primeras posiciones en las listas de ventas) ese vehículo es el Corsa. Presentado por vez primera en septiembre de 1982, a finales de 2014 la marca alemana había vendido 12,4 millones de unidades de Opel Corsa en todo el mundo. De entre todas ellas, más de 9,5 millones de unidades habían sido fabricadas en la planta fabril que Opel tiene establecida en la localidad zaragozana de Figueruelas.

En el momento de su lanzamiento al mercado, el Opel Corsa venía a llenar el hueco que había dejado el Kadett. Durante los años 30, el Kadett había sido el coche económico por excelencia, el vehículo con el que Opel había conseguido introducir en la clase media la “necesidad” (al tiempo que la posibilidad material) de tener un coche. El Opel Kadett había sido, de alguna manera, el modelo con el que Opel había democratizado la posibilidad de disponer de un vehículo propio como medio de transporte.

Opel Kadett

La introducción de nuevos equipamientos en las diferentes generaciones del Opel Kadett hicieron que este modelo fuera perdiendo, poco a poco y generación tras generación, su carácter “económico”. Al incrementar el precio del Kadett, Opel corría el riesgo de desatender a una parte muy importante del mercado y a quedar desplazada, frente a otras marcas, en el mercado de los coches económicos. Para evitar que eso se produjera, Opel lanzó al mercado el Corsa.

Del diseño del nuevo vehículo económico de Opel se encargó Erhard Schnell. Él fue el responsable máximo de que el Opel Corsa A tuviera una estética de trazos deportivos. Con una longitud de solo 3,62 metros, este primer Corsa tenía un excelente coeficiente aerodinámico.

Comercializado tanto en gasolina como en diésel y con carrocerías de 3 y 5 puertas, el Opel Corsa A tenía su versión más atractiva en su GSi. Con un motor de 100 CV, el Corsa se convertía en un coche, por precio y por prestaciones, muy atractivo para los jóvenes que deseaban disfrutar al volante de un vehículo asequible que, además, tuviera todo el espíritu de un deportivo. De aquel primer modelo de Opel Corsa, la empresa Emelba, una empresa de carrocería ubicada en Arbúcies, Girona, llegó a fabricar una versión descapotable.

Segunda y tercera generación del Opel Corsa

En 1993, la marca decidió renovar el Opel Corsa y lo hizo de manera radical, creando un vehículo más “femenino”, un coche con trazos redondeados y suaves que, rápidamente, conquistó el corazón del mercado. No en vano, de esta segunda generación del Opel Corsa, denominado Opel Corsa B, se vendieron cuatro millones de unidades en todo el mundo. La mayor parte se comercializaron con el sello de Opel o de Vauhxall, un fabricante inglés de automóviles cuya gama de modelos se fundamenta en modelos de la marca Opel. A América, por su parte, muchos Corsa llegaron bajo el sello de Chevrolet, marca perteneciente, también y al igual que Opel, al grupo General Motors. Para los mercados británico y americano, además, se adaptaron diversos tipos de carrocería. Así, llegaron a verse incluso berlinas y pick ups con la base del Opel Corsa.

segunda generación de Opel Corsa

Técnicamente, la principal novedad aportada por la segunda generación del Opel Corsa era la inclusión, en él, de motores a gasolina de inyección directa con catalizadores. Los motores diésel, por su parte, eran motores turboalimentados. La variante deportiva del GSi estrenó, en esta generación, un bloque de 16 válvulas.

El año 2000 trajo la tercera generación del Opel Corsa. Hideo Kodama, encargado de diseñarla, buscó la manera de modernizar los rasgos que habían caracterizada al Opel Corsa B. Este nuevo modelo, al igual que había hecho el de la segunda generación respecto al de la primera, creció. En este caso lo hizo diez centímetros en cuanto a longitud.

Entre las novedades tecnológicas que incorporó el Corsa en su tercera generación podemos destacar los motores de cuatro válvulas por cilindro de la familia ECOTEC y los bloques turbo diésel de inyección directa. Estos nuevos bloques permitieron al Corsa de tercera generación disfrutar de un buen balance entre consumo, potencia y emisiones.
De esta tercera generación de Opel Corsa “solo” se fabricaron 2,5 millones de unidades. Ha sido la generación de Corsa de la que menos unidades se han fabricado.

tercera generación de Opel Corsa

Cuarta y quinta generación del Opel Corsa

La cuarta generación, de la que se vendieron más de 2,8 millones de unidades, supuso un cambio radical en la estética del Opel Corsa. Presentada en el Salón de Londres de 2006, esta nueva versión rozaba los 4 metros de longitud (apenas le faltaba un milímetro para alcanzarlos) y se presentaba con unos motores significativamente más eficientes que los de las generaciones anteriores. La versión más sencilla del Opel Corsa D poseía un motor de 1.0 litros y tres cilindros que podía desarrollar una potencia de 60 CV. La más potente, el Opel Corsa OPC, llegaba a desarrollar 192 CV con su motor 1.6 Turbo.

cuarta generación de Opel Corsa

La quinta y última generación hasta el momento del Opel Corsa (hasta que la sexta sea presentada en el Salón del Automóvil de Frankfurt del presente año, que tendrá lugar en septiembre y del que informaremos en su momento) se lanzó al mercado en 2014. Ciertamente, poco tenía ya que ver ese nuevo modelo de Corsa con el Opel Corsa A. En cierto modo, estilísticamente, el Opel Corsa E recuerda al Opel Astra y al Opel Adam.

Con un centro de gravedad más bajo, un subchasis más rígido y una nueva suspensión en su parte delantera, el Opel Corsa E tiene una conducción similar a la que pueden tener vehículos más grandes. Entre las motorizaciones disponibles en los vehículos de la quinta generación del Corsa podemos destacar: el motor de gasolina 1.0 Ecotec de tres cilindros, inyección y turbo, disponible en 90 y en 115 CV; el de gasolina 1.4 turbo de 100 CV; los atmosféricos de 1.2 y 1.4 con 85 CV y 100 CV, respectivamente; el diésel 1.3 DCTi de 75 o 95 CV.

quinta generación de Opel Corsa

Los vehículos de la quinta generación de Opel Corsa gozan también de un mayor equipamiento. Dentro de él cabe destacar el de ayuda y asistencia al conductor. El Opel Corsa E puede montar, entre otros sistemas, la cámara de reconocimiento de señales de tráfico, el detector de ángulo muerto, el indicador de distancia de seguridad y alerta de colisión y la alerta de cambio de carril.

A la espera de que vea la luz el Opel Corsa F, ésta que le hemos contado aquí es la historia, a grandes rasgos, de un vehículo que, sin duda, ha hecho historia en el mundo de la automoción y que, con todo merecimiento, ha ocupado y ocupa, año tras año, un lugar privilegiado entre los coches “económicos”.

museuminsel
La Isla de los Museos de Berlín
ANTERIOR
Audi S8: tecnología Mild-Hybrid para ahorrar carburante
SIGUIENTE

enviar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *