casa de Goethe en Frankfurt

La Casa-Museo de Goethe en Frankfurt

Si amas la literatura y visitas Frankfurt hay un lugar que no puedes dejar de visitar: la Casa-Museo de Goethe. Ubicada en Großer Hirschgraben 23-25, cerca de la simbólica y muy apreciada por todos los alemanes y por los habitantes de Frankfurt Catedral de San Pablo, la Casa-Museo de Goethe sirve para rendir homenaje a quien es no solo una de las cimas de la literatura alemana sino uno de los nombres inexcusables de la historia de la literatura mundial.

La casa de Goethe en Frankfurt es el lugar en el que el famoso escritor germánico vivió desde su nacimiento hasta que partió hacia Leipzig. Pegada a ella se encuentra el Museo Goethe, lugar en el que se exhiben pinturas y documentos relacionados con el autor y en el que también se conservan algunos libros que formaban parte de la biblioteca personal del autor.

La figura de Goethe

No se puede hablar de la historia de la literatura alemana sin citar la figura de Johann Wolfgang von Goethe. Poeta, novelista, dramaturgo… Goethe fue una de esas citas inexcusables. Autor de obras imperecederas como Fausto o Werther, Goethe nació en Frankfurt en 1749 y fue el impulsor y creador principal principal del ‘Sturm und Drang’, un movimiento literario al que se considera precursor directo del Romanticismo.

el escritor Goethe

Hombre inquieto y con muchos intereses intelectuales, Goethe se interesó, además de por la literatura, por el derecho, la medicina y la química. Fue precisamente para estudiar derecho para lo que dejó Frankfurt y la que hoy es su Casa-Museo para desplazarse a Leipzig. Eso fue en 1765. Tres años después, Goethe abandonó la carrera y regresó a su Frankfurt natal. Para finalizar la carrera, sin embargo, volvió a marchar de la ciudad que le había visto nacer. Finalmente, fue en la Universidad de Estrasburgo donde Goethe se licenció en Derecho.

Tras una fructífera carrera literaria, Goethe falleció en Weimar en 1832.

La Casa de Goethe

Fue la abuela de Goethe quien compró esta vivienda en 1733. Cuando la abuela del escritor la compró, la casa no era una casa, sino dos casas contiguas, una delantera y otra trasera. Fue el padre de Goethe el encargado de realizar una reforma de las propiedades, en especial en la planta baja. Así, ésta, en lugar de conservar el estilo medieval de los dos pisos superiores, viró en su estilo arquitectónico hacia el barroco, tan presente en Alemania.

Lo que hoy se puede visitar como Casa de Goethe es, como tantos edificios y monumentos en Alemania, un edificio reconstruido. Como tantas otras viviendas alemanas, la casa en la que Goethe vivió los primeros años de su vida fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial. Fue al finalizar ésta cuando la ciudad de Frankfurt y el estado alemán decidieron reconstruir tanto la casa como su mobiliario.

comedor en casa de Goethe

En la Casa-Museo de Goethe, no obstante, se conservan muchas piezas originales. Entre ellas podemos destacar algunas porcelanas, algún almohadón bordado, el carruaje con el que Goethe se desplazaba tanto por la ciudad como cuando realizaba alguna pequeña excursión y algunos retratos de la familia (entre los que se encuentra uno de Goethe cuando era joven). En la casa se conserva, también, la que es sin duda una de las más preciadas piezas de la colección de objetos personales del autor: el escritorio del estudio de Goethe. Este escritorio se encuentra en la tercera planta del edificio y, se dice, en él fueron escritas las dos obras más famosas e inmortales de Goethe: Fausto y Werther.

La Casa de Goethe forma parte del conjunto arquitectónico «Weimar clásica». En 1998, ste conjunto arquitectónico fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Museo de Goethe

El Museo de Goethe, anexo a la casa del escritor, dispone de catorce habitaciones. En ellas pueden contemplarse tanto obras que pertenecieron a la colección de arte del escritor como obras que, posteriormente, fueron realizadas a lo largo del siglo XIX como homenaje al famoso escritor.

Entre las obras que pertenecían a la colección de arte privada de Goethe podemos encontrar obras de artistas de Frankfurt en particular y de Alemania en general que fueron coetáneos de Goethe y que, como él, formaron parte tanto del Sturm und Drag como de la corriente romántica.

salón del Museo Goethe

Los cuadros, grabados y bustos que se exhiben en el Museo Goethe fueron creados, pues, entre los siglos XVIII y XIX, es decir, desde el Barroco más tardío hasta lo que se conoce como el período Biedermeir.
Quien visite el Museo Goethe tiene la posibilidad de escoger una visita guiada para, de ese modo, conocer mejor los fondos expuestos en el museo.

Transporte y horarios

Si estás en Frankfurt y quieres visitar la Casa-Museo de Goethe, puedes coger el metro o U-bahn y utilizar las líneas U1, U2 o U3, bajándote en la parada Hauptwache.

La entrada a la Casa-Museo Goethe tiene un precio de 7 euros (la entrada reducida vale 3).

La Casa-Museo de Goethe está abierta todos los días. Si decides visitarla de lunes a sábado podrás hacerlo entre las 10 y las 18 horas. Si lo haces domingos o festivos, visítala entre las 10 y las 17:30 horas.

deportivo de BMW
BMW 507: el deportivo del soldado Elvis Presley
ANTERIOR
La Casa-Museo de Goethe en Frankfurt
SIGUIENTE

enviar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *