séptima generación del Porsche 911

Porsche 991 : la séptima generación del Porsche 911

2011 fue el año en el que vio la luz la séptima generación del Porsche 911. La nueva creación de Porsche recibió el nombre de Porsche 991. Tomando elementos aerodinámicos propios del Porsche 918 Spyder (al que próximamente dedicaremos uno de nuestros artículos), el Porsche 991 pesaba unos 45 kilos menos que los Porsche de la anterior generación. Ese aligeramiento en el peso se consiguió gracias a la construcción de su carrocería con una mezcla de aluminio y acero. Con vías más anchas, el Porsche 991 tenía, respecto a generaciones anteriores del 911, un aspecto más musculoso.

Para muchos analistas del mundo del motor, el Porsche 991 no traía bajo el brazo, como sí lo habían hecho las generaciones anteriores respecto a sus antecesoras, una gran innovación técnica. Para estos analistas, en el fondo, la séptima generación del Porsche 911 era sólo una simple evolución del Porsche 997. Eso sería así, sin embargo, hasta 2015. En ese año, cuatro años después de que el Porsche 991 saliera al mercado, Porsche realizó una revolución sobre ese modelo e hizo algo verdaderamente revolucionario y definitivo en la historia del 911: eliminó los motores atmosféricos. A partir de ahí, todas las versiones Carrera pasaron a tener motor sobrealimentado.

El Porsche 991 respetaba esencialmente los trazos básicos de diseño del 997. En esta séptima generación del Porsche 911, sin embargo, esos trazos aparecían más estilizados.

Las dos versiones iniciales presentadas por Porsche del 991 fueron el Carrera y el Carrera S. El primero tenía 350 CV; el segundo, 400. El motor del 991 Carrera era un motor bóxer de 6 cilindros y 3.4 litros de cilindrada. La del Carrera S, por su parte, aumenta hasta los 3.8 litros.

Estas versiones iniciales ya presentaban dos de las principales características que iban a servir para diferenciar al Porsche 911 991 de los 911 anteriores: una distancia entre ejes 10 cm mayor y un frontal con ópticas redondas de gran tamaño.

Tras aparecer el Porsche 991 Carrera y el Porsche 991 Carrera S, aparecieron el Porsche 991 Carrera Cabriolet y el Porsche 991 Carrera S Cabriolet. La nueva capota de los Cabriolet permitía a la séptima generación del Porsche 911 mantener prácticamente intacta la línea de las versiones Coupé.

Las versiones con tracción a las cuatro ruedas, por su parte, llegaron unos meses después para convertirse en las versiones más vendidas en España. Tras ellas, fue la del Porsche 911 991 GT3 la siguiente versión de la séptima generación del Porsche 911 la que salió al mercado. En esta, el motor, de 3.8 centímetros cúbicos, llegaba a los 375 CV. El Porsche 991 GT3 incorporaba, además, el sistema de dirección activa en el eje trasero. Este modelo, además, era el primer Porsche 911 GT3 que incorporaba la caja PDK de siete velocidades. En la versión GT3 RS, el Porsche 991 llegaba a alcanzar los 500 CV. Posteriormente, Porsche ha llegado a actualizar ambos modelos para llegar con el GT3 RS, un vehículo que solo pesaba 1.370 kilos, a los 4.0 cc y a los 520 CV.

Porsche 991 Targa

La llegada al mercado del 991 Turbo y del 991 Turbo S supuso todo un acontecimiento en el mundo del motor. En el Turbo S, Porsche llegaba esta vez hasta los 560 CV, que se convirtieron en 580 CV tras una acualización. Alcanzando dicha cota, el Turbo S alcanzaba una potencia mayor en 30 CV que el anterior Turbo S. Los modelos turbo del Porsche 991, sin embargo, ya no se distinguían del resto de modelos de la marca por poseer un motor con doble turbocompresor. Su estilo estético propio y un mayor rendimiento eran, al fin, los únicos elementos que servían a estos dos modelos para distinguirse del resto de las 25 versiones que han llegado a componer la gama 991.

El Porsche 911 más potente de la historia fue, sin embargo, el Porsche 991 GT2 RS. Su motor sobrealimentado de 700 CV permitió a este modelo romper el récord del circuito de Nürburgring en dos ocasiones, en 2017 y el pasado año.

Por su parte, el Porsche 991 GT3 arrancó con una potencia de 475 CV y de 500 CV para la versión GT3 RS, para, a partir de la actualización de medio ciclo de vida, pasar a 500 y 520 CV.

En 2018, hace apenas un año, salió al mercado la versión GT3 Touring Package del Porsche 991 GT3. Esta versión estaba especialmente diseñada para atraer la atención de los amantes más tradicionales de la marca.

Los platos más populares de la gastronomía alemana
ANTERIOR
octava generación del Volkswagen Golf
La octava generación del Golf retrasa su aparición
SIGUIENTE

enviar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *